lunes, 27 de septiembre de 2010

Dando por saco en Tokyo

Estaba ahora en casa ojeando la guía de Lonely Planet para ir buscando información de sitios para visitar en el próximo viaje a las tierras del Sol Naciente(habrá que cruzar los dedos para que sea el año que viene), y no se como pero me han venido a la cabeza varias situaciones que nos ocurrieron allí y fueron un tanto particulares, mas que nada por los problemas con la barrera idiomática.

No se si las habremos contado ya o no pero aun así allá van!!!

Situación 1:

Estábamos recién llegados a Japón, la primera parada del tren en que nos apeamos fue Shibuya, hacia muchísimo calor y decidimos meter las maletas en unas taquillas porque hasta las 17:30 no hacíamos el check-in en el hotel cápsula. Por cierto nos costo Dios y ayuda encontrar unas taquillas en las que poder meter las maletas porque todas estaban ocupadas.

Como acabábamos de llegar nuestro primer objetivo era conseguir las entradas para el museo Ghibli. Pero ¿dónde conseguirlas? Muy fácil, en un convini de la cadena Lawson.... ¿dónde coño hay un convini, y más aun, uno de la cadena Lawson? Pues nada a explorar.

La cosa que metiéndonos por unas calles secundarias encontramos un convini, pero no era de la cadena Lawson, pero como teníamos sed y tal tiramos para adentro a coger algo de beber y ya de paso preguntar.

Pues nada tiramos para adentro y allí que había 3 chavales llevando la tienduca y ahí es cuando se tiró Aitor a la piscina y empieza a preguntar por el Lawson y explicándoles que es que queremos comprar unas entradas para el museo Ghibli, pero claro, entre que ellos son japoneses ,nosotros españoles, los nervios y que hay que comunicarse en inglés se arma la de Dios es Cristo y claro, acaban creyendo que queremos ir al museo Ghibli y nos imprimen un mapa. Pero claro, tras imprimir el mapa, el japones que llevaba la voz cantante ponía una cara un tanto peculiar en plan "Como cojones les explico yo a estos dos como llegar al museo Ghibli (el cual esta en Mitaka, osea a tomar por saco de donde estábamos)" En eso que nos dimos cuenta de la confusión y nos reexplicamos con lo cual todo acabo en un "Bajáis por la cuesta que habéis subido y a mano izquierda"

Pues después de unos 20 minutejos de "charla" con los tres amables japones nos dirigimos al Lawson, donde también liamos a la dependienta para que nos ayudara a conseguir las entradas para el museo porque hay que sacarlas en una especie de cajeros que están en japones.

Conclusión, tocamos las narices a 4 japoneses para nada porque no había entradas para los días en que podíamos ir T___T

Los de la tienda que nos mandaron finalmente al Lawson no se empaban de nada!! Eso si, no se dieron por vencidos.

El tema de las entradas habria que solucionar para el año que viene, comprar entradas para el museo por adelantado, mínimo un par de meses antes. Problemas: necesitamos alguien que nos las compre allí (¿realmente es la única opción posible?) y que no sabemos en que fecha iremos. Esto ultimo va a ser el caos.

Situación 2:

La historia de ahora nos ocurrió en el hotel cápsula.

Bueno, la cosa es que nos dirigimos al hotel cápsula para dejar el equipaje antes de ir a la Tokyo Tower, la cosa es que como las taquillas en las que se guardan las cosas son muy pequeñas tuvimos que dejar las maletas en otras que hay de pago en el hall del hotel.

Cuando volvimos de la Tokyo Tower empezó la película. Nos preguntábamos si tendríamos que meter pasta en la taquilla cuando volveríamos a meter ella las maletas tras haber cogido el neceser y demás, pero claro ¿cómo le preguntamos eso a unos japoneses que saben menos inglès que yo? Pues muy fácil dibujando, y apoyándonos en un manual con frases en inglés y japonés que tenían ellos. Menudo show y menuda paciencia tuvieron ellos.

Al final nos tocó pagar otra vez porque las taquillas esas eran de una empresa aparte.

La historia no acabo ahí, porque por la mañana perdimos la llave de la taquilla(dentro del hotel), pero bueno, el problema no fue tan grande porque la chica que había por el día hablaba bien el ingles y nos entendimos bastante rápido y recuperamos las maletas por la tarde.

Lo de pagar la taquilla fue buenisimo, las fases de comunicacion con el empleado fueron las siguientes:

- Hablar con él en ingles. Resultado: imposible, no se enteraba de nada. El pobre hombre a lo unico que llego es a sacar un par de folios donde tenian traducidas las reglas del hotel al ingles y nos las ofrecio a ver si encontrabamos lo que le preguntabamos, pero no nos servia.

- Dibujar un manga. Si, le dibujamos un manga con lo que le preguntabamos. Resultado: creo que no le gusto el estilo porque mientras lo dibujaba el paso al punto siguiente que escribo a continuación.

- Traductor en el movil, el hombre me ofrecio su movil, por supuesto, japones, en el cual tenia un traductor japones-ingles, ingles-japones, donde yo tenia que escribir en ingles mi pregunta para que el movil lo tradujese al japones y el pudieses enterarse de algo. Resultado: nada, imposible, no le quedaba clara nuestra pregunta.

- Mímica. Le represente la accion de lo que le preguntabamos. Resultado: pues tras todo lo anterior y dado lo subrealista de la situación me entro la risa floja y me empece a descojonar.

La verdad es que fue divertido, aunque la hazaña duro casi una hora para una bobada de pregunta. Al final se impuso la practicidad de Jorge, que opto por que pasasemos del tema ya que no llevaba a ningun puerto, pagamos la taquilla y fin de la historia.

Sobre lo de las llaves de la taquilla fue culpa mia, que tengo la cabeza en otra era como poco. No se donde deje las llaves cuando nos vestimos para salir por la mañana, creo que en la capsula del vecino. Menos mal que al dia siguiente pude hablar por telefono con la chica que hablaba bien ingles y por suerte tambien encontraron la llave de la taquilla, nos ahorramos un dinero y un problema para el hotel, que a cada situacion fuera de las normas en que les poniamos sudaban tinta, ja,ja!! Creo que nos acabarian odiando... bah, no creo, nos portamos muy bien.

Situación 3:

Ésta fue el segundo día en Tokyo, estábamos buscando el hotel Edoya, pero como siempre se me fue la pinza y acabamos perdidos frente al parque Ueno. Íbamos caminando bajo un sol abrasador, cuando una bella japonesa nos intentó dar un folleto de publicidad de la peluquería en la que trabajaba, y digo intentó porque yo fui mas rápido y la enseñe antes el mapa.

Bueno la cosa es que en un tris teníamos a media peluquería investigando donde estaba el hotel, como no lo acaban de situar les dije que había al lado un hospital y en un momento nos sacaron un mapa(el cual tengo guardado como recuerdo) y nos indicaron por donde debíamos ir para llegar al hotel.

Por cierto, al Edoya finalmente llegamos gracias a la ayuda de un señor al que le preguntamos por el hotel estando nosotros ya cerca del mismo. El señor que iba en otra dirección nos acompaño hasta cerca del hotel. No recuerdo que este hablase tampoco mucho ingles, pero nos ayudo. Tambien recuerdo que antes de esto nos encontramos con unos chavales que les preguntamos en ingles y fue como si hablasemos en Klingon,ja,ja.

Espero que os hayan gustado las historietillas aunque soy muy malo contándolas, y gracias por tener paciencia y leerlas.

Por cierto si alguno de los japoneses que participaron en esta historias las lee, le digo "Muchisimas gracias por ayudarnos y por vuestra paciencia"

sábado, 25 de septiembre de 2010

Owakudani

Aquí os dejo un vídeo con algunas de las fotos que sacamos de este precioso lugar(las fotos no le hacen justicia) cercano a Hakone.

Owakudani from Battosai on Vimeo.



A ver si hay suerte, y para el próximo viaje podemos pasar un par de días por la zona para poder explorarlo en condiciones.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Paseo por el lago del parque de Ueno

Dejo un experimento de uno de los videos que hicimos en el lago del parque de Ueno. Ya se que no tiene ninguna gracia pero era para intentar amenizar algo el blog, cada uno lucha hasta donde puede :P

Ya lo siento, pero este video no estará visible hasta que no pase por las tijeras de la censura.(Es que me da vergüenza)

Actualización: hemos sido avisados desde el Departamento de Inmoralidad del gobierno de Japón de que retiráramos el indecente vídeo de nuestras personas bañandonos desnudos en el lago del parque de Ueno, bajo pena de denegarnos la entrada al país nipón. Puesto que esto último supondría nuestro suicidio conjunto e inmediato hemos reconsiderado la retirada de la red de nuestros desnudos y esculpidos cuerpos deslizándose cual culebras por las aguas públicas del ya citado parque público.

Por consiguiente, el año que viene los japoneses tendrán que volver a aguantar nuestra presencia de nuevo, lo siento, señor ministro japones de Inmoralidad :-D

Y para que no os quedeís con las ganas os dejo con un video de otro (¿compatriota?) que realmente si se bañó en pelotas en el foso del palacio imperial de Tokyo: